YO SOY EL QUE SOY

TODAS LAS COSAS POR EL FUERON HECHAS, Y SIN ÉL NADA DE LO QUE HA SIDO HECHO, FUE HECHO.
JUAN 1:3

domingo, 15 de mayo de 2011

SAULO: de TESTIGO DE JEHOVA a "JESUSOLO"!!!!!???

El  Apóstol Pablo (Saulo de Tarso),  judío, nacido en Tarso de Cilicia, fue instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley; lo cual lo constituyó en uno de los más grandes maestros e intérpretes de las sagradas escrituras y defensor de la Ley; esto nos permite deducir con plena seguridad que el Apóstol Pablo tenía claro que DIOS es UNO, pues desde el principio así les fue manifestado al pueblo de Israel: “ Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es(Dt 6:4), y DIOS hablándoles a través de los grandes profetas, generación tras generación  a cada momento se los reiteraba: “… Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.  Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve(Isaías 43:10); y entonces les hizo una promesa: Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvaráEntonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán.  Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.  El lugar seco se convertirá en estanque, y el sequedal en manaderos de aguas; en la morada de chacales, en su guarida, será lugar de cañas y juncos.(Isaías 35:4). Estas fueron las razones más fuertes que motivaron a SAULO a perseguir a aquellos que predicaban a CRISTO, pues no podía permitir que se predicara de un SALVADOR diferente de JEHOVA, puesto que en las sagradas escrituras así lo decía: “YO, YO JEHOVÁ, Y FUERA DE MI NO HAY QUIEN SALVE”,  y otra vez: “DIOS MISMO VENDRÁ, Y OS SALVARÁ”; y era tan acentuada su convicción que persiguió a los cristianos para aprehenderlos e incluso complacerse en la muerte de ellos; pero fue entonces cuando en el desarrollo de una de sus misiones, tuvo un encuentro personal con CRISTO el que lo llevo a conocer  la verdad, y el mismo apóstol PABLO lo narra en el libro de los Hechos de los Apóstoles, en el capítulo 6, versículos 6 al 16, de la siguiente manera:
 “…Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo;  y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?  Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues.  Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo.  Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas.  Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz,  llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco.  Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban,  vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré.  Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.  Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído. Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre
A partir de ese momento  Pablo conoció realmente quien era JESUCRISTO y su PLAN DE SALVACIÓN, es por esto que escribe en FILIPENSES Cap. 3 vers. 5-11: “…circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo;  en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo.  Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,  y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;  a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,  si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos”.
Fue tal la transformación de PABLO, que fue el enviado de DIOS a los gentiles, para llevar las buenas nuevas de la SALVACION a aquellos pueblos que no son linaje de Israel, a ellos les manifiesta en Colosenses 1: 24-29: “…Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;  de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí”.
De acuerdo a lo extractado de los textos bíblicos, nos damos cuenta que PABLO llegó al conocimiento de la verdad, pues le fue revelado ese misterio que muchos profetas quisieron conocer; por lo cual  anheló celosamente llevar la sana doctrina a todos los rincones del mundo, dando a conocer a CRISTO  como la TEOFANÍA más grande y valiosa de DIOS, su manifestación en carne, es por eso que en la 1ª de TIMOTEO 3:16 dice de CRISTO:
“…E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.”
Entonces pablo convencido que JEHOVA UNO ES,  y que JEHOVA dijo: antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.  Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve, y otra vez dice en  Isaías 52:5-6: “…Y ahora ¿qué hago aquí, dice Jehová, ya que mi pueblo es llevado  injustamente? Y los que en él se enseñorean, lo hacen aullar, dice Jehová, y continuamente es blasfemado mi nombre todo el día.  Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; PORQUE YO MISMO QUE HABLO, HE AQUÍ ESTARÉ PRESENTE; curiosamente para muchos, escribe el siguiente texto bíblico:
TITO 2: 9-15
“…Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones;  no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.  Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,  enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,  aguardando LA ESPERANZA bienaventurada y la manifestación gloriosa de NUESTRO GRAN DIOS Y SALVADOR JESUCRISTO, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad.
Nadie te menosprecie”.
PABLO se refiere a JESUCRISTO como “NUESTRO GRAN DIOS Y SALVADOR”!!!, además termina diciendo “… esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad”.
Se volvió loco, o blasfemo?? No!!! Conoció la verdad y la verdad lo hizo libre!!!

JEHOVA=JESUCRISTO=E.S.
“…antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.  Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve
ISAIAS 43:10

“Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
HECHOS 4:12

 "...Y CUALQUIERA QUE HAYA DEJADO CASAS, O HERMANOS, O HERMANAS, O PADRE, O MADRE, O MUJER, O HIJOS, O TIERRAS, POR MI NOMBRE, RECIBIRÁ CIEN VECES MÁS, Y HEREDARÁ LA VIDA ETERNA".       
MATEO 19:29

miércoles, 17 de noviembre de 2010

CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES

...¿cómo, pues, podemos saber el camino?...
 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.  Si me conocieseis,
también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.


Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.  Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?  ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. Jn. 14:5-11

Si apóstoles como Felipe (Jn 14:8) y Tomas (Jn 14:5, Jn 20:27), que permanecieron junto a JESUCRISTO, sin perder detalle alguno de los prodigios y milagros que EL realizaba, escuchando día a día sus palabras y enseñanzas, si ellos que tuvieron el honor de estar entre los primeros escogidos de CRISTO, con dificultad conocieron quien era realmente JESUS, (… y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?. Mr. 4:41), que podemos esperar de las personas hoy 2010 años después; pues, a raíz de tantas corrientes teológicas, sectas y grupos religiosos, la gente termina diciendo que al cielo se llega de cualquier manera, y lo peor de todo no aceptan ser pecadores, por eso escuchamos frases como: "yo no robo, yo no mato, no le hago daño a nadie, que pecador voy a ser", o la famosa "el que peca y reza empata", o "si me muero, mi familia paga unas misas responsoriales o me rezan una novena para que Dios me saque de del purgatorio y me lleve  al cielo"; mentiras sin fundamento bíblico, en fin, un poco de ciegos guiando a ciegos. La tradición religiosa es uno de los factores que más incide en la ignorancia de la sana doctrina, pues en lugar de fomentar la buena costumbre de leer la Biblia, prefieren basar sus enseñanzas en textos escritos por supuestos teólogos, hermeneutas o  profetas contemporáneos desconociendo la verdadera palabra de Dios; no se requiere ninguna luz menor para llegar a una luz mayor (como erróneamente plantean los seguidores de Elena G. de White), la relación con CRISTO es directa, personal y sin intermediarios ("... Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces"; "...todo lo que pidas en mi nombre, yo lo haré"; "...no os dejare huérfanos; vendré a vosotros"; "...y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.").

Es normal que muchas personas sigan en pos de JESUCRISTO, pero al igual que los apóstoles (antes de ser llenos del espíritu santo, Hechos 2), no reconocen en CRISTO al gran Dios y Salvador (Tito 2:13-14, 2Pedro 1:1); por ejemplo, la religión tradicional afirma que María es la madre de DIOS, pero cuando se les anuncia que JESUCRISTO es DIOS, se aíran y consideran tal cosa como blasfemia; otras religiones aunque predican en EL NOMBRE DE JESUS, oran por sanidad invocando EL NOMBRE DE JESUS, enfrentan endemoniados invocando EL NOMBRE DE JESUS, conocen que hay poder en EL NOMBRE DE JESUS, pero no se bautizan en EL NOMBRE DE JESUS (Hechos 2:38-41, Hechos 8:16, Hechos 10:48, Hechos 19:5, Hechos 22:16,  Galatas 3:27), ni aceptan que en JESUS (DIOS manifestado en carne, Timoteo. 3:14) habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (Col. 2:9)… 
video

   .. CONTINUARA